martes, 6 de mayo de 2008

Cena de bienvenida.

Bueno, con un poco de retraso debido a que me ha costado conseguir las fotos, porque, como no, se me olvido la cámara, aquí podeis ver como fue la fiesta de bienvenida para mi y la secretaria.

La fiesta consiste básicamente en ir a un restaurante japones, cenar algo y beber durante hora y media o dos horas todo lo que puedas, la cosa pinta bien pero si alguna vez vais a alguno procurad comer algo antes porque la comida no abunda, y lo mas probable es que acabes empachado de cerveza, el nombre en Japón para este tipo de barra libre es “Nomijodai”, gracioso.


Algunos de mis compañeros.

El restaurante suele ser muy tradicional con sus puertas de madera típicas, persianas, tatami ... pero no os imagineis la típica cabaña japonesa, porque suelen estar dentro de los edificios, en Japón el suelo escasea y en lugar de dedicar sólo las plantas bajas a comercios y el resto a viviendas, lo normal es encontrarte edificios con 7 plantas llenos de restaurantes o tiendas, en Susukino, el barrio nocturno de Sapporo son todos así.


La cena como siempre deliciosa, pero queria mas!


Una vez ya se ha comenzado la cena comienzan las presentaciones, por turno nos vamos levantando y nos presentamos, a mi tambien me toco pero poco pude decir.

La secretaria, para cuando empiezan las presentaciones.



Yo, que casi me cargo la mesa al levantarme, no porque estuviea borracho, es realmente difícil levantarse desde el suelo cuando tienes las piernas bajo la mesa y la pared a unos pocos centímetros.


Aquí el responsable del laboratorio, lo que en España llamariamos catedrático, menudo pelazo se gasta.

Este es mi sensei, un muy buen tipo dando buena cuenta de la caldera.



El otro sensei de mi laboratorio, a su lado Hara-san quitandose una legaña, el único estudiante de doctorado de mi laboratorio, es "El que sospecha".

Por supuesto en la cena habia que seguir ciertas normas, tampoco muy rígidas pero que seguro me salte en mas de una ocasión, con el tiempo iré aprendiendo.

Despues de la cena los profesores nos abandonaron y nosotros nos fuimos otra vez a otra barra libre y a comer algo más, pero de esto ya no tengo fotos. Esta claro que a los japoneses les gusta beber!

5 comentarios:

Ángel dijo...

¡Qué grande el de la perilla! Se te ve exótico entre tanto oriental. Tus reportajes están muy guapos. A veces, cuando los leo, me acuerdo de aquel tipo que salía en el Informal, que no me acuerdo de cómo se llamaba, pero que siempre salía dando noticias.
¡De aquí a presentador de Humor Amarillo!

Luis dijo...

Molan mucho tus cenas, a ver si haces más fotos en las que salgas tú.

Pepetrucci dijo...

Pelazo pelazo!! Jajaja, que raro se hace verte entre tanto japo-friki!
Menudas japo-toñas que te estarás pillando perraco.

En fin, sigue así que el blog se sale (te partes el ojete)

Ah y me mató la curiosidad de lo del garaje ese donde es imposible salir del coche!!

Jaime dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jaime dijo...

Jajaj, gracias Pepe!
Ya tengo la solución, el otro dia lo pillé sin el coche dentro, pronto lo postearé.
La fiesta es cosa dificil aquí, a ver si esta semana hacemos algo!
Luis yo me tengo muy visto, y entre que no soy muy fotogénico
y saladría trompa, para que poner mas.
Grande Angel, te contrato de editor de blog!